Translate

sábado, 23 de mayo de 2015

Guía básica para unas piernas perfectas

¡¡Llegó el momento!! 
Sale el sol, las temperaturas comienzan a subir, los pajaritos cantan, las nubes se levantan y llega la hora de ponernos nuestras mejores galas y sacar nuestros encantos a relucir. 

Pero que no te entre el pánico, vamos a comenzar poco a poco y para ello el primer paso será ir a lo más fácil, pero no por ello menos importante. Poner nuestras piernas a tono será nuestro primer objetivo. Para ello vamos a darte unas pequeñas pautas que te ayudarán a lucir unas piernas de escándalo durante todo el verano.



1. DEPILACIÓN

Con la subida de las temperaturas los shorts, pantalones cortos, minifaldas, faldas, vestidos y demás ropa minimalista se imponen en nuestros looks. Por todo ello, es imperativo categórico comenzar nuestra puesta a punto con una buena depilación
Elige el método que prefieras acorde a tu tipo de piel, bello, cantidad, zona a tratar o simplemente el que te resulte más cómodo o asequible; cuchilla, cera, pinzas,  cremas depilatorias, depiladora eléctrica, fotodepilación, sugaring…Entre todas estas técnicas podrás escoger la que más se adapte a tus necesidades. Elige el  método que más fácil y mejores resultados te ofrezca para cada zona y  por supuesto el que menos dañe tu piel. No merece la pena estar lampiña pero colorada como un madril.

2. EXFOLIAR E HIDRATAR

En esta época y debido a la acción del sol, el salitre o el cloro, la piel tiende a secarse y agrietarse mucho más. De ahí que sea muy necesaria la exfoliación para eliminar todos los tejidos  y piel seca que tanto afean y envejecen nuestra piel.  Además  ayudarás a evitar que tenga un aspecto graso debido a la obstrucción de los poros.  
Después de exfoliar tus piernas se verán mucho más jóvenes, frescas y limpias.
Si tu piel es normal lo aconsejable es realizar una exfoliación a la semana, en el caso de las pieles grasas quizás necesites  realizarlo dos veces a las semana y para las secas o sensibles una vez cada 15 días es suficiente.
Otro aspecto fundamental es la hidratación. ¡¡Todos los días!! Varias veces si es necesario y por supuesto siempre después de la exfoliación. Las piernas secas se agrietan, pierden brillo, parecen poco saludables y eso irremediablemente nos echa años encima que no nos pertenecen. 
Así que no te olvides, cada mañana, antes de vestirte, aunque vayas con pantalón largo, aplica una crema humectante a modo de masaje en tus piernas. Evitarás el tono apagado, la aparición de grietas o asperezas y sin embargo lucirán jóvenes y frescas, listas para ser mostradas y admiradas.
Es igualmente recomendable aplicar cada noche, antes de irte a la cama, un aceite a modo de masaje. Comienza suavemente con movimientos ascendentes desde los tobillos. Esto no solo te ayudará a rehidratar la piel sino también a descongestionar la circulación y tonificar los músculos.

3. EJERCICIO

Para  gozar durante muchos años  de unas piernas tonificadas, firmes y torneadas, es esencial realizar algunos sencillos ejercicios con constancia y regularidad.


Saltar diariamente durante 5 minutos, correr o trotar al menos media hora al día, caminar, subir escaleras o andar en bici. Son actividades sencillas y que te pueden ayudar a mantener los músculos de tus piernas estupendos.

4. PROTECCIÓN SOLAR

La radiación ultravioleta es la gran enemiga de la piel. No olvides aplicarte crema protectora  antes de salir de casa. Aunque no vayas a tomar el sol tu piel está expuesta a la radiación, incluso en los días nublados. Si no quieres que tu piel envejezca de modo prematuro usa protección solar.  


Si quieres saber más sobre cómo debes protegerte del sol, visita nuestra entrada anterior en el siguiente enlace.

5. BUENOS HÁBITOS

- Las piernas y pies soportan el peso del cuerpo durante todo  el día. Por eso al final de la jornada se merecen más que nadie un descanso. Para dárselo no hay nada mejor que ayudarles a reactivar la circulación aplicándoles un chorro de agua fría durante cinco minutos. Esto además ayudará  a mantener la piel más firme y elástica.
También puedes ponerlas en alto, ayudándote de la pared o poniéndolas sobre unos almohadones, esto activará  la circulación y ayudará a evitar le retención de líquidos.
Y si tu día a día es especialmente agotador prueba a usar un gel efecto frío. No hay nada más efectivo para aliviar, descongestionar y desinflamar las piernas.
- Las malas posturas, cruzar las piernas o pasar demasiado tiempo sentado o de pie son malas costumbres que acaban perjudicando el aspecto de nuestras piernas.  
Si por tu trabajo te ves obligada a permanecer demasiado tiempo sentada intenta al menos levantarte de la silla aunque sea dos minutos y mueve tobillos y piernas arriba y abajo. Este sencillo hábito te ayudará a reactivar la circulación. 
Si por el contrario debes estar demasiadas horas seguidas de pie, debes intentar cambiar tu postura con la mayor frecuencia posible e intenta caminar por lo menos cada 30 minutos.
-  La dieta es también otro aspecto clave para lograr esas piernas 10 que tanto deseamos. Una dieta equilibrada, beber mucha agua y eliminar de tus vicios el tabaco y el alcohol son aspectos imprescindibles para evitar la retención de líquidos, la celulitis y la piel de naranja.

Y para terminar, recordarte que para conseguir esas piernas espectaculares no debes olvidarte de cuidar también tus pies. Procura hacerte, al menos, una vez a la semana la pedicura. Poniendo especial atención a las uñas,  los talones  y a la prevención de callosidades.  Aunque si quieres que profundicemos más sobre este tema no tienes más que dejarnos un comentario. Estaremos encantados de cumplir tus deseos. 

1 comentario: