Translate

miércoles, 10 de junio de 2015

Cómo usar los Polvos Bronceadores- Técnica, errores más comunes y consejos

¿A quién no le gusta lucir un tono bronceado como recién llegada de las vacaciones? Un simple y sutil moreno nos hace sentir guapas y con buena cara, nos quita años de encima y borra los signos del estrés y el cansancio. Vamos, que un sencillo toque de color obra milagros sobre nuestro rostro. Pues bien, gracias a los polvos bronceadores o polvos de sol no es necesario esperar a la llegada del verano o a las vacaciones para disfrutar de este maravilloso efecto de sun kissed o sun touched.

TÉCNICA DEL FALSO BRONCEADO

Si eres de las que le horroriza ahogar la piel con bases de maquillaje y tienes la suerte de que tu piel está libre de manchas y granitos puedes olvidarte de utilizar otros productos. Aplica simplemente los polvos bronceadores en pómulos, nariz, barbilla y frente (las zonas de la piel en las que la acción natural del sol actúa antes) y con este pequeño gesto verás como tu rostro se ilumina. Conseguirás un envidiable efecto de buena cara, además de esculpir y dar profundidad al rostro.
En el caso de que tu tez no esté tan libre de imperfecciones, debes utilizar los polvos de sol después de aplicar la base de maquillaje y el corrector.
Si los combinas con una base muy ligera y transparente y como broche final aplicas encima de los polvos bronceadores un toque rosado de rubor o colorete, el resultado será realmente maravilloso.

QUÉ TONO ELEGIR

Aplicar unos polvos de color incorrecto puede hacer que tu rostro se vea poco natural, sucio o de un antiestético color anaranjado.
Como regla general debes escoger un bronceador uno o dos tonos más oscuro que el color natural de tu piel. La idea es aportar calidez al rostro sin que se vea falso o exagerado.
En esta tabla te ofrecemos una pequeña guía:

TIPO DE PIEL
COLOR RECOMENDADO
CLARA
Miel, Rosado o Melocotón
MEDIA
Bronce, Dorado, Tierra
OSCURA
Rojizo, Chocolate o Ámbar

Otra buena idea a la hora de escoger color es usar dos polvos de sol distintos para cada estación del año. Uno más suave para las épocas más frías del año cuando nuestra tez es más pálida y otro más subido de tono para las épocas más cálidas y el color natural de la piel también es más intenso. Esto nos ayudará a mantener un efecto bronceado más uniforme y natural durante todo el año.

QUÉ BROCHA UTILIZAR

Existen brochas especiales en el mercado para aplicar este tipo de productos pero una brocha para aplicar polvos sueltos o colorete también puede servir. La idea es escoger una brocha que te permita depositar la cantidad exacta de producto en el lugar exacto del rostro. Así que aquí también entra en juego tu habilidad y gustos. No siempre nos sentimos cómodas usando la brocha específicamente indicada para cada cosa y sin embargo nos apañamos divinamente con otra muy distinta. Lo recomendable es escoger una brocha ancha, de punta redondeada y cerdas suaves y sueltas. Recuerda que para que el resultado de esta técnica sea realmente profesional debes aplicar el producto de una forma muy suave y sutil.

CÓMO APLICAR LOS POLVOS BRONCEADORES

Pasa con un ligero toque la brocha por el producto y antes de aplicarlo sobre el rostro recuerda sacudir la brocha para eliminar el exceso. La moderación es clave en esta técnica. 

Acaricia con la brocha la cara, no te preocupes si el color no es suficiente, es preferible repetir la operación que tener que corregir los excesos. Aplica el producto con movimientos rápidos y circulares en la frente, los huesos de los pómulos, la barbilla y el puente de la nariz.
Recuerda difuminar muy bien las líneas y si usas un escote muy pronunciado aplica unas pinceladas en los hombros y las clavículas.
Y llegados a este punto vamos con un pequeño consejo; Nunca, nunca, jamás apliques los polvos bronceadores en toda la cara. Sólo conseguirás echarte años encima y robar toda la luminosidad natural del rostro.

Para finalizar, un último consejo, si además de mejorar tu aspecto quieres cuidar tu piel, recuerda utilizar siempre productos naturales. Los polvos bronceadores de Terrabio te ayudarán a conseguir un favorecedor bronceado pero cuidando tu piel, ya que están elaborados con ingredientes vegetales proceden de agricultura orgánica.

El Maquillaje Terrabio es 100% Certificado Ecológico y 100% de Origen natural. El 100% de los ingredientes vegetales proceden de agricultura orgánica y sus ingredientes están especialmente indicados para pieles sensibles y atópicas. Además están diseñados para ofrecer una duración prolongada y resultados profesionales. SIN PARABENOS, SIN FENOXIETANOL, SIN PEG, SIN COLORANTES SINTÉTICOS, NO MODIFICADOS GENÉTICAMENTE, NO TESTADO EN ANIMALES.
¿Qué más se puede pedir?


Esperamos tus comentarios, anímate a contarnos si tú también aplicas esta técnica tan de tendencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario