Translate

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Cómo cuidar la piel durante el invierno



En invierno nuestra piel y cabello sufren más que en otras épocas del año. Los contrastes de temperaturas hacen que se debiliten y deshidraten con facilidad, haciendo que pierdan vitalidad y buen aspecto. A continuación os damos una serie de consejos específicos para mimarlos durante estos meses.



MANOS, CARA, LABIOS
Son las zonas más expuestas a la inclemencias del tiempo durante los meses de invierno, por ello debe prestárseles especial atención.


CARA

El frio hace que la piel se reseque con más facilidad, sobre todo si hace viento ya que este hace que la humedad de la piel se evapore rápidamente y no se produzca tanto aceite.

Para evitar la deshidratación causada por el frío usa una crema hidratante con efecto oclusivo, que haga de barrera para impedir la evaporación del agua a través de la piel.

También es recomendable a partir de los treinta el uso de algún aceite esencial o serum que refuerce esta hidratación.

Otro factor a tener en cuenta en esta época y que con frecuencia olvidamos es el uso de protector solar, como mínimo con factor de protección solar 15, aunque este deberá ser mayor si realizamos deportes de invierno.

Además por mucha pereza que pueda darte en esta época no olvides seguir tu rutina facial. Es fundamental realizar una limpieza facial al menos por la noche. Elige una leche limpiadora suave, que no aumente la agresión diaria ocasionada por el frío.

También es recomendable exfoliarla piel un par de veces por semana para deshacerse de la piel seca tan común durante el invierno.

Si además de seguir esta rutina lo acompañamos de un buen masaje facial, mejoraremos mucho el riego sanguíneo y la micro circulación.




TIPS
- Recuerda aplicar el mismo tratamiento en pecho y cuello, pues estas zonas también están expuestas a las inclemencias del tiempo y queremos preservar su aspecto de cara al verano.

- En los días especialmente frío y de viento usa una bufanda para proteger la piel de cuello y pecho.



LABIOS

Los labios sufren especialmente durante los meses de invierno. Préstales atención extra para evitar que se agrieten y se rompan. Aplica un bálsamo hidratante tantas veces como sea necesario para mantenerlos húmedos y protegidos.

TIPS

- Después de aplicar el bálsamo labial extiende encima una fina capa de vaselina para crear una barrera protectora contra el aire frío y evitar la pérdida humedad. La vaselina no es hidratante sólo tiene función protectora por eso debe usarse junto con el bálsamo.



MANOS

Para mantener la piel suave y sin grietas usa una buena crema de manos por la mañana, por la noche, y cada vez que laves las manos. Si las tienes especialmente secas o muy dañadas, después de aplicar la crema por la noche ponte unos guantes de algodón para dormir, ayudarás a retener la humedad.

TIPS

- Después de lavar las manos sécalas bien, evitarás que se resequen al salir al ambiente frío.

- Usar guantes en el exterior para proteger las manos evitará que la piel se seque y agriete.






CABELLO

El pelo se seca y debilita durante el invierno, esto hace que caiga y se vuelva más quebradizo. El uso de champús y acondicionadores que estén diseñados para proteger y restaurar el cabello resulta fundamental en esta época. Los más recomendados son los champús ecológicos, elaborados a base de ingredientes naturales que protegen el pelo y el cuero cabelludo.

TIPS

- Para ayudar a tu cabello a mantener un aspecto sano y brillante, evita lavarlo a diario, ya que esto produce la pérdida de sus aceites naturales.

- No olvides usar un sombrero, así evitarás que tu cabello se reseque al exponerlo demasiado al frío.



CUERPO

Además de cuidar la piel de la cara no debemos olvidar usar una crema corporal para evitar el enrojecimiento y sequedad de la piel. Recordando hacer especial énfasis en codos y rodillas, ya que estas son zonas que se resecan y agrietan con facilidad.



TIPS

- Por muy tentador que resulte durante esta época evita ducharte o tomar un baño con agua demasiado caliente o durante demasiado tiempo ya que puedes irritar la piel y reducir su humedad natural. Lo recomendable es una ducha rápida y con agua tibia.






CONSEJOS GENERALES

·      Evita los cambios bruscos de temperatura, pues esto favorece la aparición de vasos dilatados, capilares rotos, que los dedos se hinchen y la piel se irrite

·      Bebe agua, ya que refuerza la estructura de la piel y la mantiene elástica e hidratada.

·      Llevar una dieta equilibrada es la mejor manera de cuidar tu cabello y piel desde dentro. Haciendo que luzcan más sanos y con mejor aspecto6)

·      Evita el consumo de alcohol y tabaco, pues junto con el frío, reducen la vascularización superficial en la epidermis con lo que aumentan las rojeces, capilares rotos y la deshidratación.

Sigue estos pequeños consejos y evitarás el envejecimiento de tu piel y cabello por los efectos del frío.